El deporte colombiano resurge entre las cenizas

El COVID 19 y el duro golpe a la actividad

0

 

JAIRO GIRALDO JIMÉNEZ – Director Comunicaciones ACORD

Con los partidos de la Liga profesional en el fútbol colombiano a mediados del pasado mes de septiembre, se dio apertura a la competencia deportiva en el país después de seis meses de inactividad, estadios vacíos, coliseos cerrados y escenarios sin deportistas.

Y es que el COVID 19 hizo sentir su impacto en la actividad física tanto recreativa como en el alto rendimiento con cancelación de eventos, postergación de otros, atletas contagiados, cuarentenas, posicionamiento de eventos de manera virtual y medidas especiales que los organismos deportivos y organizadores de eventos debieron implementar para atenuar los efectos del coronavirus.

Los efectos de esos meses de para obligada en el deporte nacional son inquietantes para el futuro cercano de las 53 federaciones deportivas acreditadas en el Comité Olímpico Colombiano, así como para la serie de eventos y actividades proyectadas, las que, no obstante el apoyo del Estado, han debido recurrir a préstamos, reinvención y propuestas innovadoras que les permita salir de la crisis.

El respaldo gubernamental fue decisivo para el sostenimiento de los atletas y funcionamiento de federaciones, Ligas y Clubes, con inyecciones económicas que permitieron pagar honorarios a los funcionarios sin que se vieran afectados en gran escala por la ausencia de actividad y patrocinios.

Como consecuencia de la Pandemia, el Gobierno ha hecho un esfuerzo económico especial para incrementar el presupuesto para el deporte que no va a tener mayores complicaciones el año próximo, tanto para su funcionamiento como para la preparación y participación de los atletas en los grandes eventos.

15 de las 53 federaciones deportivas colombianos ya reiniciaron sus actividades con la realización de campeonatos pospuestos y reprogramados, todos con las adecuadas medias de bioseguridad y sin público en sus graderías: Atletismo, automovilismo, baloncesto, béisbol, boxeo, ciclismo, fútbol, fútbol de salón o microfútbol, golf levantamiento de pesas, motociclismo, motonáutica, patinaje, tenis y voleibol.

La virtualidad hizo carrera en el deporte colombiano con la realización de campeonatos en deportes como ajedrez, tiro con arco, atletismo, ciclismo de ruta y ciclo montañismo, halterofilia, motociclismo y patinaje que dieron excelentes resultados y proyectaron el país deportivo hacia una nueva forma de recrearse, practicar y competir en el deporte.

70 casos se reportaron en 27 equipos del futbol colombiano en los equipos de la A y B y en otros deportes como en ciclismo, el tenis y el baloncesto, también se vieron afectados por la contaminación de varios de sus deportistas, en su gran mayoría ya superados.

El periodismo deportivo sufrió uno de los más serios reveses en la historia con la suspensión total de actividad con la cancelación de contratos, cierre de medios masivos y alternativos, desempleo y disminución de pautas. Pero frente a la dura realidad, los seis meses pasados le dieron al periodismo la oportunidad de reinventarse y encontrar nuevos métodos para informar y diferentes alternativas para dar a conocer la actividad, un paso importante y decisivo para el futuro de la profesión que se proyecta con nuevos formatos.

REPERCUSIÓN EN EL CICLO OLIMPICO

Valores olímpicos, afectación de competencias debido al Covid-19, importancia de la academia en la creación de nuevas estrategias en el deporte, el regreso de la actividad deportiva e implicaciones de la postergación de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 fueron algunos temas tratados en el foro “Análisis del impacto del Covid-19 en el movimiento Olímpico”.

Desde el COC Se construyeron unos protocolos de bioseguridad en compañía con el Ministerio del Deporte y el Ministerio de Salud,

todo esto obliga a racionalizar nuestro ámbito de actividades; a nivel mundial, el deporte en general ha vivido una situación cada vez más favorable y uno tiende a no dimensionar lo que es esencial, esta situación nos obliga a racionalizar los esfuerzos, los gastos, inversiones y racionalizar competiciones”.

Baltazar Medina hizo referencia a los aspectos positivos del trabajo de los entrenadores y atletas en la situación de la pandemia: “Hemos roto muchos esquemas tradicionales, volviéndonos más imaginativos y creativos, hemos tenido que buscar nuevas formas de establecer orientaciones a los atletas.

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, sin duda sigue siendo una de las noticias que más incertidumbre genera en el mundo deportivo, tema que Pere Miró explicó desde lo macro hasta lo más específico: “Es absolutamente cierto que lo que estamos viviendo es histórico, nunca se han aplazado unos Juegos, esto no se trata de reinventar la rueda, ahora tenemos que inventar la rueda, el punto básico de la estrategia es la unidad.

En primer lugar con los organizadores hay dos puntos esenciales: el financiero, que representa una serie de gastos para la organización y para los Comités Olímpicos, para el que estamos buscando soluciones y, por otro lado, un aspecto logístico, hay que reprogramar la organización logística para dentro de un año, reprogramar cientos de contratos, es por eso que estamos trabajando y comprometidos con ir hacia adelante. El nivel de servicio no será el mismo al que estamos acostumbrados, pero a todo precio los atletas van a ser tratados como siempre, por lo tanto seguimos trabajando con un equipo llamado “here we go”, con el objetivo de ir por los Juegos olímpicos”.

You might also like More from author

Leave A Reply