Muñoz es el líder de la FedexCup de golf / Egan Bernal candidato a Premio Velo 2019

0

Con 604 puntos, el bogotano Juan Sebastián Muñoz de 26 años es líder de la Fedex Cup. De cuatro torneos del año suma un triunfo y dos Top 10.

Siguen en la clasificación los norteamericanos Kevin Na con 553, Cameron Champ, con 526 y el chileno Joaquin Niemen con 506.

 

Muñoz está pasando por el mejor momento deportivo de su vida.

 

A finales de la temporada anterior, tenía que ocurrir un milagro para mantener la tarjeta del PGA Tour, se preparó para no fallar y gracias a la ayuda de su caddie Mateo Gómez, logró el objetivo.

 

Hace cuatro semanas comenzó un nuevo camino en la temporada 2019-2020 y todo ha salido mejor de lo esperado (un triunfo y dos top 10 en cuatro torneos), lo que lo ubica como líder de la Fedex Cup.

 

El mejor golfista del PGA Tour es colombiano. Algo que nunca había ocurrido y que es de celebrar. Muñoz ganó el Sanderson Farms Championship, en Jackson, Misisipi. Ocho días antes había ocupado la séptima casilla en el Military Tribute at The Greenbrier, que se disputó en White Sulphur Springs y en los dos más recientes torneos, el Safeway Open, en Napa, California, fue 33, luego de estar segundo a falta de una ronda, y este fin de semana, en Las Vegas, no superó el corte.

En 2015 se hizo profesional y su trayectoria ha sido rápida y muy sólida. Ha ido dando cada año el paso adecuado. Su primeros torneos fueron en el PGA Tour Latinoamérica, pero en 2016, en su segundo torneo del Korn Ferry Tour, donde jugó con una invitación, en Colombia cómo no, ganó y su carrera se disparó. Se sacó la tarjeta del PGA Tour, la perdió a finales de 2017 y volvió a recuperarla al acabar 2018. El año pasado salvó sus derechos en el último torneo, el Wyndham Championship, y por los pelos. Acabó el año en el puesto 124º de la FedEx y mantienen la tarjeta los 125 mejores.

Muñoz sigue mejorando. Su swing se ve sólido, con el drive está pegando largo y son más las fortalezas que las debilidades. El haber ganado y asegurado la tarjeta del PGA Tour por dos años más le da la tranquilidad de jugar sin presión y poder llegar a los torneos con agresividad y la idea de ganar y no sólo de pasar cortes.

Desde este jueves, Muñoz estará en el Houston Open, torneo que se juega cerca de su casa, en Dallas. Con su consistencia y nueva actitud, buscará un resultado que le dé para mantenerse como líder de la Fedex Cup.

Se graduó de la escuela secundaria en el Colegio San Carlos en Bogotá en 2011. Muñoz jugó golf universitario en la Universidad del Norte de Texas, donde ganó dos torneos en su último año, incluido el Campeonato de la Conferencia de Estados Unidos.

Ricardo Muñoz vivía en una casa de alquiler en ClearwaterFlorida. Un buen día comenzó a devolver una bolas de golf que se colaban en su patio trasero. Aquel gesto, sin saberlo, dio comienzo a la carrera de todo un campeón del PGA Tour. La impericia de los amateurs del campo que estaba junto a la casa le inyectó el gusanillo por un deporte al que nunca antes le había prestado atención. Se puso a jugar, se enganchó y metió el veneno a su hijo Juan Sebastián que, más de veinte años después de aquello, lograba su primera victoria en el circuito americano al imponerse en el Sanderson Farms Championship .

Juan Sebastián vivió sus primeros años en Florida, aunque nació en Bogotá por expreso deseo de sus padres, Ricardo y María Fernanda Amaya. Los dos viajaron a Colombia para el parto y regresaron después a Estados Unidos. Fue allí en Clearwater cuando el pequeño dio sus primeros pasos como golfista. Tenía un palo de plástico amarillo y golpeaba con felicidad unas bolas hechas con papel de periódico y cintas de carrocero. Ahora lo que ve en los periódicos es su nombre como ganador del PGA Tour y una foto enorme sosteniendo el gallo negro, trofeo reservado para el campeón del Sanderson.

Juan Sebastián Muñoz regresó a Colombia con sus padres, la tierra tira mucho, y allí pasó buena parte de su infancia y adolescencia. Empezó a jugar al golf en el club de Los Arrayanes y no tardó en destacar. Con nueve años ganó su primer torneo de golf y ya desde entonces se le metió entre ceja y ceja llegar a ser algún día como Tiger Woods, su ídolo.

En 2010, con 17 años, se convirtió en el mejor amateur del Abierto de Colombia con una vuelta final de 65 golpes. Era su primer gran golpe sobre la mesa.

Tan claro lo tenía el pequeño Juan Sebastián que un buen día se acercó a su padre y le pidió mil dólares para viajar a Dallas. Quería visitar una universidad en la que podía tener opciones de entrar. Allá se fue, con su maleta y sus papeles, jugó nueve hoyos y regresó dos meses después con el papel de ingreso en North Texas firmado.

Le costó adaptarse a la vida universitaria y no lo tuvo fácil con el entrenador. Apenas jugó durante los dos primeros años, pero jamás tiró la toalla, apoyando fundamentalmente por Carlos Ortiz y Rodolfo Cazaubón, sus dos compañeros mexicanos que con el tiempo también se han convertido en golfistas profesionales. No está mal la generación… Cazaubón ganó el PGA Tour Latinoamérica y Ortiz se impuso en el Web.com Tour. (Con información de Ten-Golf.com)

 

BERNAL Y CARAPAZ POR EL PREMIO VELO 2019

Egan Bernal fue nominado a los premios Veló d’Or 2019 que reconoce al mejor ciclista de la temporada 2019. También, fue nominado el ecuatoriano Richard Carapaz.

EL premio lo entrega la revista francesa Velo Magazine del diario L’Equipe desde 1992 y nunca un latinoamericano la ha podido ganar. El más cerca que ha estado de este reconocimiento es Nairo Quintana 2016, pero al final el galardón se lo llevó Peter Sagan.

Egan se convirtió en el primer colombiano y latinoamericano en ganar un Tour de Francia. Además, tuvo victorias en la París Niza y en el Tour de Suiza. Logró reponerse a lesiones como la fractura de la clavícula en varias oportunidades.

Por otro lado, Richard Carapaz llega a este premio como el campeón del Giro de Italia 2019. Un hecho histórico para Ecuador que unió al país en torno a un ciclista.

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.